· Prensa Provincial
Entrevista a Franc Beneyto
Conocido atleta y entrenador
03 de Enero de 2012

Frac Beneyto puede ser considerado como un “hombre orquesta” dentro del atletismo. Es una de aquellas personas que se atreve con todo, y si es necesario, lucha contra marea. No son estas palabras vanas, ya que Franc fue uno de aquellos damnificados por aquellos podólogos y traumatólogos de los años ochenta que “sacaron” a tantos niños con pies planos y cabos, aseverando y condenado por parte iguales, a la decepción de aquellos que soñaban con ser grandes deportistas.

Cuando terminéis de leer estas líneas os quedará la premonición de que este runner morirá con las zapatillas puestas, aunque siempre nos quedará la incertidumbre de si, en su mente, se encontraba correr una milla, un carrera de asfalto,  planificando un entrenamiento, o terminar de estructurar los contenidos de su próximo libro.

Habla con pasión, no esquiva ninguna pregunta ni se muerde la lengua, sólo rinde cuentas al atletismo, deporte al que ama con intensidad. Recientemente corrió la carrera de nuestro circuito en Daimiel y no podíamos dejar de pasar la oportunidad de entrevistar a una de las personas que más autoridad y conocimiento tienen del atletismo popular.   

¿Cuándo y por qué te iniciaste en el atletismo?

Desde siempre mi madre me ha comentado que comencé a correr antes que a caminar. Por mi parte sí recuerdo que desde muy niño me pasaba horas y horas corriendo y jugando en la calle pues el que no hubiera tráfico de coches en ellas lo permitía. Eran los típicos juegos del “pilla-pilla”, “cacos y polis”, carreras de sprints con los demás niños,  y sobre todo al fútbol donde recorría el terreno de juego  arriba y abajo cientos de veces.

Siempre me ha atraído el correr, podía hacerlo rápido (me picaba con el reloj – entonces de manecillas- recorriendo una pequeña recta de cualquier caminal), o me intrigaba saber hasta qué distancia podría aguantar corriendo. De hecho con solo 15 años de edad se me ocurrió darle la vuelta al Montgó, un monte que tenemos aquí en Denia. La vuelta tiene 28Kms y hay que subir un pequeño puerto de montaña. Pues lo conseguí y bebiendo sólo una vez, la que me permitió la fuente de uno de los pueblos del recorrido, concretamente Javea. ¡¡Menuda chiquillada! ¿no? Hoy a los niños de la “PlayStation” no  creo que se les ocurran estas cosas.

También me ha fascinado desde siempre contemplar el vigor y fuerza de los caballos en plena carrera, la rapidez del guepardo en plena persecución, o la de cualquier otro animal que simplemente corriera por puro placer. Me sucede lo mismo si veo a cualquier corredor trotando, ya sea en plena naturaleza o en la misma urbe. Veo a alguien correr y se me va la vista hacia él. Y no digo nada si lo que veo son unos campeonatos nacionales o internacionales, sea en directo o en TV. ¿Los Juegos Olímpicos? para mí son “la  crem de la crem”.

Mi primera carrera oficial tuvo lugar en 1977 cuando contaba con 11 años de edad  -fue en un cross local- y desde entonces nunca he dejado de competir y de entrenar.

Correr me llena, me hace sentir libre, en muy buena forma, genial, desarrolla mi autoestima y me aporta muchísimo equilibrio a mi vida. Me ha ayudado siempre a superar malos momentos y creo sinceramente que no podría vivir sin correr.

 

¿A qué figura del atletismo recuerdas más de tus inicios?

A nivel local al “incombustible” Vicente Llopis Cheli, y a nivel internacional y sin lugar a dudas a Jose Manuel Abascal y, sobre todo, su fascinante carrera para lograr la medalla de bronce en la final de los Juegos Olímpicos de los Ángeles del ’84. Me levanté a las tantas de la madrugada para verle correr en directo. Estuve animándole a grito pelado durante toda la carrera y salté de alegría eufórico cuando cruzó la línea de meta.  Chillé y grité tanto de emoción inconsciente que creo desperté a toda la vecindad.

 

Hay un momento que decides dejar de entrenar de forma tan intensa, ¿por qué?

Fue en 1995, llevaba ya varios años entrenando duro (entre 10 y 12 sesiones semanales) porque quería averiguar dónde estaba mi límite deportivo ¡¡y por qué narices, porque me gustaba entrenarme con intensidad, como los profesionales que idolatraba! Mi sueño era romper alguna vez la barrera de los 4:00 en los 1.500m y llevaba varias temporadas intentándolo. Ese año lo conseguí (3:59.5) y como creí que más duro me era imposible entrenar decidí que era momento de relajarme física y mentalmente pues mi sueño ya se había cumplido. Desde entones entreno solo 6 sesiones semanales que creo está muy bien para estar en buena forma y lleno de salud.

En ese 1995 debuté en verano en la distancia de 42Km, quería aprovechar todos los años de entrenamiento acumulados para terminar al menos un maratón en mi vida. Y lo disfruté como un niño, corrí con la sensación de ir muy fácil durante casi toda la prueba e hice 2h32’. Un marcón para mí, un crono impensable porque salí con la única intención de terminarlo.

 

¿Encontraste en la categoría de veteranos la recompensa a tanto trabajo?

Realmente sí, porque en mi etapa de sénior sabía que genéticamente estaba muy limitado y que nunca llegaría a ser un gran atleta. Pero llegué a la cercanía de los cuarenta con un nivel deportivo más que aceptable y vi que los cronos que conseguía eran parecidos a los mejores de Europa y del mundo de mi categoría, así es que me animé a entrenar con algo más de intensidad para participar en los grandes campeonatos destinados a los Máster donde logré hasta 6 medalla entre nacionales, europeas y mundiales. Todo un logro para cualquier deportista, sea de la categoría que sea. Además, me emociona y llena de orgullo cuando pienso que un ortopeda me predijo, cuando contaba con solo 13 años de edad, que debido a mis pies planos, con valgo y con una cierta rigidez de movilidad de los tobillos, no podría correr cuando alcanzara los 40 años de edad. Recuerdo que salí llorando de aquella consulta porque creía que se me acabaría el mundo.

Y para más “inri”, por esas fechas, corriendo un cross de carácter provincial quedé penúltimo y muy distanciado de los que me precedían. Lloré de impotencia cuando regresaba en el bus a casa porque pensé que nunca sería un gran corredor, que nunca estaría entre los mejores. Ahora, analizándolo muchísimos años después, veo que todo aquella dedicación, persistencia y disciplina, tuvieron su recompensa y eso también me hace feliz. Y lo mejor de todo es que con 45 años de edad sigo corriendo.

 

Que resulta para ti más fácil, ¿ser atleta o entrenador?

Sin duda ser atleta. Cuidarme, entrenar y competir es innato en mí, nací corredor. En cambio ser entrenador  requiere la responsabilidad de hacerlo lo mejor posible para que tus atletas puedan sacar lo mejor de sí mismos. Tienes que estar al día ante cualquier novedad y métodos de entrenamiento. Al mismo tiempo debes ser capaz de crear algo nuevo o diferente. También debes estar atento y averiguar el porqué un atleta no rinde como es de esperar. Hay que ser muy psicólogo en este aspecto porque cada uno es diferente.

 Pero bueno, para mí la de entrenador es una profesión que vivo con mucha pasión, que disfruto y que no me resulta complicada. Además el atleta de por sí es muy disciplinado y suele hacer caso a las indicaciones que le das. Con ello todo se hace más fácil.

¿Con cuál prueba o carrera te quedas dentro del atletismo, cual es la que recuerdas y esperar todos los años?

Las milla urbanas son mi perdición porque reúnen estrategia, velocidad, fuerza y resistencia. Preparar la prueba de 1.500 m o de la Milla te convierte en un runner bastante completo. Debes visitar el gimnasio, hacer cross, competir en carreras desde tres hasta diez kilómetros en ruta, y trabajar en cierta medida la velocidad.

Mi predilecta es la milla urbana de Ibiza donde he participado en 17 o 18 ediciones y también la milla de Moraira.

 

¿Cómo afrontas el día antes de correr?

Con ganas y mucha motivación. Me gusta sentir el cosquilleo nervioso que tenemos antes de competir y ser consciente de que tienes un buen estado de salud que te permite participar en la carrera un privilegio.

El día de la carrera si puedo doy algún paseo, leo algo de atletismo, el periódico tomando un buen café, me relajo en el sofá…. Ese día no puede faltar mi tartita de manzana y miel y unas onzas de chocolate. Y si compito por la tarde me como un buen bocata de tortilla de patatas.

Es mi día de fiesta y lo saboreo.

¿Cuál es el pensamiento con el que siempre "combates" los momentos de bajón en la competición?

Pienso que hay que continuar, que hay que mantener el ritmo y que hay que seguir esforzándome. Que cuando cruce la línea de meta tendré como premio un buen descanso.

Durante la carrera “Hay que luchar”.

¿Es el maratón una prueba con una "magia especial"?

Yo creo que cualquier carrera de cualquier distancia tiene una magia especial. EL maratón tiene el reto de cubrir una larga distancia, pero los 100m tienen la magia de la velocidad. A cada uno le fascina lo suyo. No es más el maratoniano que el esprínter, ni al revés. A cada uno le cuesta lo suyo hacer las cosas bien, hay que entrenar mucho y duro. Sí que es verdad que en España se ha puesto de moda correr maratón, pero veo a muchos corredores que tienen verdaderas posibilidades en otras distancias más cortas y es una lástima que no lo sepan o no lo quieran intentar.

Para mí no es más el maratoniano que el esprínter, ni al revés. Todos son importantes y todos disfrutan del mismo modo.

¿Está viviendo el atletismo popular y el running un renacer y populismo superable al del inicio de los años 80?

Yo creo que es mucho más fuerte que el de los años ochenta. El running actual es como una gran bola de nieve que crece a lo bestia conforme avanza en el tiempo. Y ya no hay quien la pare…

 

Recorres toda España en multitud de competiciones, y tienes una experiencia acumulada de varias décadas.  ¿Crees que en estos momentos el atletismo popular es el mayor rival que tiene el atletismo federado? se contraponen? Estás de acuerdo con la licencia de día y las propuestas para este año de la RFEA?

Yo creo que el atletismo popular no tiene nada que ver con el federado, pero a simple vista el federado quiere aprovecharse del atletismo popular solo para sacarle el dinero de sus bolsillos, al menos en España. En este sentido la RFEA chocará  siempre con el mundo popular porque tanto el runner popular como los organizadores de sus carreras no son tontos y no se van a dejar avasallar. Se les ve a la legua.

¿Qué más da que una carrera esté en el calendario Nacional? Al corredor popular lo único que le preocupa es correr, que le organicen buenas carreras y que SE PREOCUPEN por él, que le traten bien. Esto la RFEA de momento no lo hace. Lo único que le importa es nacionalizar extranjeros para sacar medallas internacionales Medallas que realmente no nos corresponden a los españoles porque ellos no son españoles por mucho que una ley diga. Los nacionalizados no nos representan en absoluto y sus logros no nos pertenecen. Bueno sí únicamente a los directivos de la RFEA que son los que “han comprado” a estos atletas.

 La licencia de un día es un robo pues cada organizador ya paga sus seguros. Me reafirmo en lo dicho, la RFEA no tiene nada que ver con el atletismo popular y debería cambiar mucho para poder entrar en el mundo popular. Debe aportar mucho para recibir algo a cambio.

 

¿Qué nota le darías a nuestro Circuito?

Muy buena, sabéis tratar al corredor con cariño. Cuando participo en alguna de vuestras carreras regreso a casa entusiasmado, con ganas de repetir. Una lástima que me pille tan lejos de lo contrario participaría más veces. Conozco la de Daimiel y la de Socuéllamos y ambas son de diez.

 

Desde tu punto de vista. ¿Cual crees que es la fórmula para igualar  la participación entre hombre y mujeres?

Hacerles ver a ellas que son tan capaces y valientes de terminar cualquier prueba que se organice como los hombres, pero para ello comenzaría organizándolas a ellas un circuito paralelo, con distancias “trampolín” de 5 a 7km ¿El objetivo? Pues perder el miedo a participar y en terminar. Luego el paso a las distancias más largas sería más fácil.

 

¿Podríamos definir tu trabajo del DVD "Correr: ejercicios y consejos para mejorar", el elemento central de que una imagen vale más que mil palabras?

Pienso que el DVD complementa con imágenes toda la teoría que todo popular ha adquirido leyendo revistas y libros especializados,. Teoría que explicada en palabras a veces queda corta. La interiorización visual es uno de los mejores y más rápidos métodos de enseñanza.

 

¿Te has visto sorprendido por la buena acogida de este trabajo?

Realmente sí, porque se ha vendido por toda España, Portugal y varios países de Latinoamérica. ¡¡Una pasada!!

 

¿Para cuando un segundo trabajo que complemente el primero?

Desde hace tiempo ya tengo en mente los guiones para un par de ellos más, pero la crisis general está haciendo difícil la aparición de inversores que puedan afrontar los costes de producción y distribución  de estos dos nuevos proyectos. Pero bueno sé que algún día se dará y de momento no tengo prisa.

Pienso, como en todo en la vida, que todo viene cuando tiene que venir, en el momento justo y adecuado.

Gracias Franc por tu tiempo y tu disponibilidad para realizar esta entrevista. Desde el Circuito de Carreras Populares de Ciudad Real, te invitamos al Circuito 2012 en el que ya estamos trabajando. 

© 2008-2017 Carreras Populares Ciudad Real | Aviso legal | Protección de Datos