|
|
Revista Técnica Oficial
· Revista Técnica Oficial
Artículo del Doctor Chamorro
Cuando cambiar mis plantillas
01 de Marzo de 2016

Día a día me encuentro en Consulta pacientes que vienen a visitarse por un dolor que, o ya habían padecido antes o por una nueva lesión que les impide continuar con su entreno normal y su objetivo a corto plazo por el que tanto tiempo han invertido. En muchas ocasiones, ocurre  lo mismo, cuando realizo la entrevista para saber qué tipo de dolor es, cuándo ha aparecido y si se tuvo anteriormente, cómo fue tratado, muchos de los pacientes me dicen que mejoraron con soportes plantares pero que ya hacen varios  años que llevan los mismos… y sin revisarlos!

cambio plantillas

Generalmente cuando el Podólogo aplica un tratamiento ortopodológico, es decir, plantillas, da un tiempo aproximado de un año para realizar una revisión del estado del propio paciente y como no de la conservación de las propiedades de las plantillas que en su día aplicamos para la corrección de una disfunción biomecánica o un dolor por lesión anatómica.

Y este tiempo recomendado para la revisión, no es casualidad…

Sin embargo, son muchos usuarios de plantillas (tanto en el ámbito deportivo como fuera de él) que no solo no acuden anualmente a las revisiones, sino que desde que se le aplicó este tipo de tratamiento, nunca fueron a las visitas de control… y esto es un error que un deportista no puede cometer.

La durabilidad de unos soportes plantares es temporal, como lo pueden ser los neumáticos de un coche o  las zapatillas del runner de ritmos de 3.30, a más kilómetros más desgaste o pérdida de propiedades por lo que dependiendo cual sea el tipo de material con las que estén configuradas, la actividad del corredor, peso, técnica de carrera y gesto biomecánico hará que sus soportes plantares requieran de vez en cuando un paso por el taller… y en ocasiones, aunque duela más que cambiarse las zapatillas para hacer nuestro deporte favorito, deberán hacerse plantillas nuevas para evitar las temidas lesiones.

Evidentemente será el podólogo de confianza el que os dirá en qué estado están vuestras plantillas pero tú debes cuidarlas lo mejor que puedas para que te duren más tiempo y conserven mejor sus propiedades. Así que no se trata de ponerlas dentro del calzado y no volverlas a sacar hasta que te cambias de zapatillas a principio de temporada.

Os voy a dar varias directrices para la conservación de vuestras preciadas plantillas y cuáles podrían ser signos de alarma para pedir una revisión por un podólogo.

Como conservar mis plantillas

  • LIMPIEZA: Revisa y retira los restos de arena, polvo y otras partículas que puedan haber entrado en el calzado lavando las plantillas mínimo 1 vez por semana o cada vez que tu entreno haya sido en la montaña o la playa y lávalas bien con un paño o toallita húmeda. NO utilizar lavadora.

limpieza plantillasObserva en las imágenes como estos restos provocan un mayor estrés mecánico de las coberturas de la plantilla y aceleran su desgaste y la pérdida de propiedades de materiales de amortiguación, propulsión y estabilización.

  • SECADO: Déjalas secar en un ambiente seco pero que no le dé el sol directo, sobretodo en épocas de mayor calor, por ejemplo en balcones o ventanas. Tampoco, cerca de fuentes de calor, como puedan ser radiadores y chimeneas. Nunca utilizar secadora.

secado plantillas

Debes tener en cuenta que las plantillas están fabricadas con materiales termoformables y si les aplicamos calor fuerte se pueden deformar y perder sus prestaciones óptimas de corrección biomecánica.

  • CAMBIO DE CALZADO: cada vez que cambias tus plantillas de calzado, o al de calle o a las otras zapatillas de entreno debes hacerlo con cuidado para que las torsiones que se aplican no sean perjudiciales y modifiquen tanto la estructura de la plantilla, como para evitar que se arrugue la cobertura y pueda generar ampollas y otras lesiones dérmicas.

Signos de desgaste

Los signos de desgaste más frecuentes se observan en los refuerzos y las coberturas que van a restar comodidad y efectividad biomecánica de la plantilla. Estas “patologías” serán relativamente fáciles de arreglar con generalmente poco tiempo en el taller podológico. Otra cosa será las grietas o roturas de la estructura o esqueleto de la plantilla, significará estrés mecánico, la reparación ya no es recomendable por no poder garantizar el correcto funcionamiento y se deberán sustituir por unas nuevas.

Ten en cuenta que cuanto mejor estén las coberturas y sobre todo los refuerzos, los deterioros estructurales costarán más tiempo en aparecer.

  • COBERTURAS: observa si alguna zona está más deprimida que otras, si tiene algún agujero o grieta. En caso de llevar cobertura microperforada, fíjate si hay puntitos más visibles que otros, son signos de desgaste. En la parte inferior de la plantilla, si has tenido durante muchos días tierra o alguna piedra de tu último estreno en montaña o playa, verás la cobertura con erosiones o la propia tierra marcada…lo que restará amortiguación y propulsión a la plantilla y a ti, que padeces de metatarsalgia no te favorecerá demasiado.

plantillas correr

  • REFUERZOS: generalmente van adosados en la cara plantar de la plantilla, permiten o detienen un movimiento biomecánico lesivo anómalo y su desgaste y no restauración puede ser motivo de recaída de tu lesión. Dan estabilidad a la plantilla así que si observas encima de una mesa o superficie lisa que tu plantilla al tocarla por un extremo se balancea durante unos instantes y le cuesta parar de vibrar, se debe sustituir o reponer. De lo contrario, en estas zonas donde el refuerzo ya no ejerce una buena función se pueden generar roturas de la estructura y un gesto biomecánico lesivo.

refuerzos plantilla

  • ESTRUCTURA: en el caso de observar inestabilidad de la plantilla, o alguna grieta, deformación o rotura en áreas de mayor estrés deberás acudir a la renovación de tus plantillas. En ocasiones las grietas o microfracturas no son visibles por ello es tan importante que tu visita anual a la revisión no la dejes pasar. Y muy importante, provocan lesiones. En ocasiones, la apariencia de la plantilla es óptima. Observa al ejercer una simple presión como aparece una grieta estructural. Estas anomalías pueden llegar a provocar lesiones importantes a medio y largo plazo.

plantillas running

Pues bien! Si estás preparando un reto personal en los próximos meses, espero que estos consejos te sirvan y hagan que no te olvides de un elemento importante en tus entrenos y carreras.

Da un vistazo a tus plantillas a menudo, como revisas tus calcetines compresivos, pantalones sin costuras, camisetas técnicas de última generación, tus zapatillas de entreno y competición o que tu reloj multifunción tenga batería y acude a tu podólogo especializado en ortopodología ante cualquier duda o deterioro de tu soporte plantar. Él será quién te asesore e indique cual es el estado real de tus plantillas.  Tus pies te lo agradecerán.

© 2008-2017 Carreras Populares Ciudad Real | Aviso legal | Protección de Datos